Publicada el 7 Marzo, 2008
A Vía Nova

Construida por el legado Caio Calpetanus Rantius Quirinalis Velerius Festus bajo mandato del emperador Vespasiano en la segunda mitad del siglo I D.C., la Vía Nova o Vía XVIII del Itinerario de Antonino, se extendía originalmente a lo largo de trescientos dieciocho kilómetros entre Bracara Augusta, capital del convento bracariense, y Astúrica Augusta, capital del convento asturicense

Su trazado, reflejado con detalle en el Itinerario de Antonino, estaba  jalonado por  once mansio, o lugares de descanso:

  • Salaniana XXI – Curso alto del rí­o Homen (Portugal)
  • Aquis Originis XVIII – Baños de Riocaldo (Lobios, Ourense)
  • Aquis Querquennis XIV – Baños de Bande (Bande, Ourense)
  • Geminas XVI – Zona de Sandianes (Ourense)
  • Salientibus XVIII – Xinzo da Costa (Maceda, Ourense)
  • Praesidio XVIII – Al norte de O Burgo (Ourense)
  • Nemetobriga XIII – Entre Pobla de Trives y Larouco (Ourense)
  • Foro XIX – A Pobra de Valdeorras (Ourense)
  • Gemestario XVIII – Portela de Aguiar (Ourense)
  • Bergido XIII – Cacabelos (León)
  • Interaconio Flavio XX – San Román de Bembibre (León)

 

Durante los últimos años las  instituciones públicas, gallegas y portuguesas,  han mostrado un creciente interés por recuperar esta vía romana, interés surgido de la  tendencia hacia la revalorización, que están experimentando las vías romanas por toda Europa.

La Vía Nova  partía de Braga, descendiendo hasta el río Cávado, para, a continuación, trasladarse por la sierra de la Abadía, alcanzando el valle del río Homem por Covide, por donde se adentraba en la sierra del Gerês, cruzando lo que hoy es tierra fronteriza por Portela d’Home.

LAS OCHO JORNADAS

Itinerario Portugués:
De los 318 kilómetros de longitud con los que contaba en su plenitud la Vía, alrededor de unos 50 transcurren por territorio actual portugués, una gran parte de ellos dentro del Parque Nacional del Geres, en donde se encuentra el denominado tramo de la “Geira” excelentemente conservado, con sus decenas de Miliarios todavía colocados a lo largo del trayecto.

Merece la pena detenerse en:

  • Casco antiguo de Braga
  • Santuario de Bom Jesus
  • Termas de Alto da Cividade .
  • Vila Verde
  • Amares
  • Parque Nacional Peneda-Gerês .
  • Mata da Albergaría

A Baixa Limia:
Después de adentrarse en territorio ourensano, la Vía transcurre por el valle del río Caldo hasta encontrarse con el Limia.

Merece la pena detenerse en:

Terras de Celanova:
Aunque no forma parte literal de la Vía, Celanova está integrada en una de las principales vías de enlace a la Vía Nova, la qué comunicaba esta con Ourense y con Lugo, y posee un riquísimo patrimonio histórico que seria pecado perder en el trayecto.

Merece la pena detenerse en:

  • Monasterio de San Salvador
  • Capilla mozárabe de San Miguel
  • La Casa dos Poetas
  • Castromao
  • Ponte Freixo
  • Vilanova dos Infantes
  • Santuario de la Virgen del Cristal

A Limia:
Por esta zona cruzaba la Vía Límica., que transcurría entre Ponteliñares y el Forum Limicorum y por esta zona se sitúa también la leyenda que bautizó el río Limia como el Río do Esquecemento.

  • Merece la pena detenerse en:
  • Torre da Forxa
  • Aldea de Congostro
  • A Carballa da Rocha en A Saínza
  • Iglesia de Rairiz de Veiga
  • Museo etnográfico de Vilar de Santos
  • Torre de Sandiás
  • Xinzo de Limia

Alto Arnoia:
Al igual que ocurre con Celanova, tampoco Allariz formaba parte inmediata al itinerario de la Vía Nova. Sin embargo. el atractivo de este conjunto urbano enriquece sumamente el contenido del Itinerario y justifica plenamente el rodeo.

Merece la pena detenerse en:

  • Parque etnográfico de Allariz
  • Iglesia de Santa Eufemia de Arnbía
  • Colegiata de Xunqueira de Ambía
  • Petroglifos de Presqueira
  • Baños de Molgas
  • Castillo de Maceda
  • Santuario de Os Milagros

 

Terras de Caldelas:
Por esta zona, la Vía Nova se da la mano con la Ribeira Sacra y con una de las regiones europeas de mayor concentración de monasterios por kilómetro cuadrado.

Merece la pena detenerse en:

  • San Pedro de Rocas
  • San Esteva de Ribas de Sil
  • Santa Cristina de Ribas de Sil
  • Cañones del Sil
  • Monasterio de Montederramo
  • Castillo de Castro Caldelas

Montañas de Trives:
Bordeando la Serra de Queixa, el trazado mira de reojo las estribaciones montañosas de Manzaneda y continúa dándose la mano entre la excelencia natural, con los Codos de Larouco como máximos exponentes y las virtudes de un patrimonio histórico ciertamente de mérito.

Merece la pena detenerse en:

  • Miliarios de San Xoán de Río
  • Ponte Navea
  • Iglesia de Santa Mafia de Trives
  • Museos del Colegio de Santa Leonor
  • Iglesia parroquial de Vilanova
  • Ponte Cabalar
  • Codos de Larouco
  • Ponte Bibei

 

Valdeorras:
Por Valdeorras, además de empezar a tocar ya tierras de Castilla, la Vía Nova saluda al río Sil, con los recuerdos de sus explotaciones auríferas, aquellas que dieron origen a la propia Vía.

Merece la pena detenerse en:

  • Iglesia de Santa María de Larouco
  • Casas solariegas de Petín
  • Conjunto urbano de A Rúa
  • Lápida de la Cigarrosa en A Rúa
  • Minas de Córgomo y Valdegodos
  • Cuevas del vino de Valdeorras
  • Conjunto urbano de O Barco.
  • Vila de O Castro
  • Monasterio de Xagoaza

ENTRADAS RELACIONADAS

Contactar por e-mail Asociación de Veciños de Moreiras en Facebook Asociación de Veciños de Moreiras en Twitter Seguir por rss
 
© 2017 Activa3