Publicada el 20 octubre, 2008
Santa Comba de Bande

A pesar de no tener constancia de la fecha exacta de su construcción, esta es posterior a la conversión al cristianismo del rey suevo Teodomiro que gobernarí­a entre los años 559-570 y al ataque visigodo llevado a cabo por Leovigildo en el 576 y que desembocó, un año después, en la firma de un tratado de paz por el que – probablemente- el rey suevo Miro aceptaba a rendir vasallaje al reino visigodo.

Construida en las cercaní­as de la Ví­a XVIII Romana – lugar rico en restos de asentamientos de diferentes edades culturales – su adscripción visigoda está confirmada mediante documentación fechada en el año 872 cuando el Rey Alfonso III encarga a su hermano Odoario la repoblación de la antigua Aquae Flaviae (Chaves) delegando este en su primo, el diácono Odoyno para que repueble el valle del Limia y reconstruya las Iglesias de Santa Comba de Bande y Santa Columba, en estado de abandono desde hací­a 200 años.

La distribución de los espacios y su situación parece indicar que nos encontramos ante una construcción de tipo monacal, es decir una iglesia o pequeño monasterio que, situada cerca de los caminos, era habitada por una pequeña comunidad de monjes, cuyo principal cometido era proporcionar auxilio espiritual y material a caminantes y peregrinos. Se constituyo bajó regla de San Fructuoso.

Tras la invasión musulmana de la pení­nsula, los restos mortales de San Torcuato – uno de los primeros discí­pulos de Santiago – se trasladan a este monasterio. Esta es la razón de la tradición del santo en la iglesia. En 1601 las reliquias del santo serán trasladadas al Monasterio de Celanova.

El conjunto fue declarado Monumento Nacional en 1.921.

Contactar por e-mail Asociación de Veciños de Moreiras en Facebook Asociación de Veciños de Moreiras en Twitter Seguir por rss
 
© 2017 Activa3